Rambla de la Tejera – Cañada de Gil

Plaza Víctimas del Terrorismo | Camino a la yesera | Rambla de la Tejera | Salinas del Curro | Collado de la Fuente de Rosa | Cruce de los Cuatro Caminos | Cañada de Gil | Rambla del Puente

Rambla de la Tejera – Cañada de Gil

A lo largo de la historia del hombre hay usos y actividades tradicionales que se han ido transformando y mejorando o que se han perdido y no han llegado hasta la actualidad: antiguas explotaciones artesanales, y fábrica de yesos y salinas (Gómez y Gil, 2010). Esta ruta recorre estos espacios, observando como el abandono conlleva degradación y favorece los procesos erosivos, la pérdida de suelo, de paisaje, la proliferación de especies invasoras y la consecuente problemática ambiental.

Aquí la ruta KML y GPX

Ruta 9: Rambla de la Tejera – Cañada de Gil

01. Plaza de las Víctimas del Terrorismo

(1,8 km). Comienza hacia el Puente de Hierro que enlaza con la carretera B-17. Se pasan el Runes y Los Tollos, rodeando el Cabezo del Tomaso. En este punto la carretera cruza la Rambla de las Multas o de la Tejera, como es conocida en Blanca. Continúa el camino aguas arriba por dicha rambla a mano izquierda, pasando por un camino excavado por el agua entre la Loma de Patras y el Cabezo del Tomaso. Se entra en un paisaje conformado por arcillas, margas y yesos y vegetación típica de las ramblas y ambientes húmedos, así como alguna especie asociada a suelos salinos, como el taray (Tamarix canariensis, T. boveana). Al pasar la Loma de Patras se toma un desvío a la derecha.

02. Camino de la Yesera

(0,5 km). Se entra en la Rambla del Líchor, que desemboca en la de la Tejera. A la derecha del camino hay restos de un antiguo horno de yeso (A). Tras este pequeño desvío se vuelve sobre los pasos para continuar aguas arriba por la Rambla de la Tejera.

03. Rambla de la Tejera

(0,6 km). En este tramo la vegetación se hace más espesa, formada principalmente por carrizales (Phragmites australis), sosas (Salsola spp.), piteras (Agave americana) y tarayales. Se llega a una intersección cementada por la que se continúa el curso de la Rambla a la derecha hacia una antigua explotación salinera.

04. Salinas del Curro

(1,3 km). Siguiendo el trazado de la Rambla de La Tejera nos adentramos en un paisaje con elevaciones de mayor tamaño. A 400 metros se abandona el perfil de la rambla para seguir un camino excavado por el agua y con señales de antropización, tales como muros de contención o diques con malla de acero. A unos 250 metros, la casa de las “Salinas del Curro” (B). Posteriormente, se vuelve hasta la intersección cementada por la que girar a la derecha

05. Collado de la Fuente de Rosa

(1,6 km). Tras pasar por un collado se asciende haciendo un giro formado por numerosos barrancos encajados entre pequeñas lomas (C). Se descubren formaciones de las denominadas “chimeneas de hadas”. A lo largo de este tramo por carretera perteneciente a la antigua vía pecuaria de la Vereda de los Cuatro Caminos hay distintos grupos de casas, muchas de ellas ya abandonadas, con el consiguiente daño al patrimonio cultural y al entorno por el aumento de la erosión debida al abandono de los cultivos que sostenían estos frágiles materiales (D).

06. Cruce de los Cuatro Caminos

(1 km). Al llegar a este cruce, se hace un giro hacia la izquierda. Se recorre apenas un kilómetro mientras se observa la Sierra de Ricote. Se llega a un cruce donde virar a la izquierda hacia la Cañada Gil (E).

07. Cañada de Gil

(2,3 km). Se entra en otra de las cañadas que en el pasado vertebraban el territorio. En el relieve de la zona destaca el Cabezo de la Cobertera y la Sierra de la Carraíla. A la izquierda, la Sierra del Oro y el cerro de la Atalaya. Se emprende un marcado descenso entre cultivos de secano primero y de frutales de regadío más tarde. Pasamos el arco y a la carretera MU-520 y tomamos a la izquierda.

08. Rambla del Puente

(0,9 km). Se alcanza la Rambla del Puente, continuación de la Rambla de Ambrós del municipio de Ricote. Acotada por carrizales y fincas de pequeña extensión, aguas abajo se llega hasta un puente de tres arcos que salva la carretera MU-520 hasta el Puente Nuevo que cruza el Río Segura, volviendo al punto de inicio.

Patrimonio natural de deporte y salud

Ver rutas

X