Ermita de San Roque – Sierra de la Navela

Ermita de San Roque | Sendero PR MU-24 | Miradores | Área Recreativa de la
Navela | Carretera del Pantano

Ermita de San Roque – Sierra de la Navela

Esta ruta surge de la necesidad de dividir uno de los senderos homologados de la zona para hacer más fácil la visita a este importante espacio natural. Se ha seleccionado el camino que transcurre por la Sierra de la Navela y vuelve por la carretera paralela al Barranco de San Roque hasta la Ermita homónima. Durante todo el recorrido se disfruta de una impresionante panorámica de la huerta de Blanca, del embalse del Azud de Ojós y del Barranco de San Roque, pasando cerca de miradores donde podremos detenernos y disfrutar de hermosos paisajes.

Aquí la ruta KML y GPX

Ruta 4: Ermita de San Roque – Sierra de la Navela

01. Ermita de San Roque

(0,9 km). Cuentan que San Roque escuchó las oraciones de los blanqueños y por ello se salvaron de la epidemia de peste que asoló España en 1828, mereciendo así la categoría de patrón e incluso doble celebración al año, en abril con romería desde Blanca hasta este lugar (A).
Dejando la ermita a mano derecha aparece un camino que se dirige a la Sierra de la Navela a través de cultivos. Se llega a una carretera por la que girar a la izquierda para alcanzar un camino forestal por el que transcurre el sendero de pequeño recorrido PR MU-24 y que bordea la ladera de la Sierra de la Navela.

02. Sendero PR MU-24

(2,6 km). Discurre por una pista forestal que se asienta en la umbría de la Sierra de la Navela. La cara norte se encuentra tapizada con pinares de pino carrasco (Pinus halepensis) y manchas de carrascal (Quercus ilex). Se disfruta de las espectaculares vistas de la Rambla de San Roque a los pies de la Sierra del Solán. En el recorrido se pueden observar algunas de las numerosas especies que pueblan la zona, como aves rapaces o jabalíes. Entre las rapaces presentes en la zona tenemos el águila real (Aquila chrysaetos), el halcón peregrino (Falco peregrinus), el búho real (Bubo bubo), el águila perdicera (Hieraaetus fasciatus), el águila calzada (Hieraaetus pennatus) o el águila culebrera (Circaetus gallicus), todas ellas bajo diversas figuras de protección.

03. Miradores

(2,8 km). A medio camino entre la Ermita, desde la que parte este itinerario y el Área Recreativa de la Navela hay, en una de las curvas del camino, un mirador con un panel informativo.
Desde él se observa cómo las sierras circundantes parecen abrazar el Azud de Ojós y dejan la población de Blanca al refugio de la Peña Negra y a los pies de su castillo. Desde este enclave excepcional vemos la Sierra de Ricote, la Sierra de la Umbría, el Embalse del Azud, la Sierra del Oro al fondo, el Barranco de San Roque y la Sierra del Solán (B).
El camino sigue por la misma pista forestal hasta llegar a una estrecha senda que acaba en el Mirador del Azud de Ojós, desde el que se obtiene una inigualable vista de este importante humedal (C).
Desde esta posición se pueden avistar distintos grupos de aves acuáticas como garcetas comunes (Egretta garzetta) o cormoranes grandes (Phalacrocorax carbo) en su característica postura tomando el sol con las alas desplegadas. Se regresa al camino para seguir la marcha hacia el Área Recreativa de la Navela (D).

04. Área recreativa de la Navela

(0,7 km). Este agradable lugar, acondicionado con mesas y mobiliario de merendero, es un buen emplazamiento para descansar después de los 7 km recorridos hasta el momento. Se reanuda la marcha bajando por el camino asfaltado hasta llegar a un cruce cercano al embalse por el que tomar la carretera del Pantano, a la derecha.

05. Azud de Ojós

(3,5 km). Se recorren casi tres kilómetros y medio de vuelta por este camino hasta el punto de partida durante el que se observan las fascinantes cárcavas de la Rambla de San Roque (E). Al final de la carretera, a la derecha, se encuentra la Ermita de San Roque.

Patrimonio natural de deporte y salud

Ver rutas

X