Cañada de Miñano-Sierra de Ricote

Plaza Víctimas del Terrorismo | Rambla de la Cañada de Miñano| Vereda de Ojós  Pista forestal | Antiguo PR MU-36 | Carretera MU-520

Cañada de Miñano-Sierra de Ricote

Por esta ruta, de elevado valor geológico y paisajístico, se sigue el trazado de la rambla de la Cañada de Miñano para adentrarse en la Sierra de Ricote. Se divide en dos partes muy diferentes: la primera, un camino que entraña cierta dificultad por lo irregular del terreno, pero de gran riqueza geológica que se da en ella; la segunda, una pista forestal de la Sierra de Ricote, un camino más regular que permite alzar la mirada para descubrir panorámicas muy representativas de toda la zona. En todo el recorrido destaca la importancia del agua como modelador y creador del paisaje. Así, aparece una gran variabilidad en unos pocos kilómetros uniendo barrancos subdesérticos con laderas de umbría de frondosos pinares.

Aquí la ruta KML y GPX

Ruta 10: Cañada de Miñano-Sierra de Ricote

01. Plaza de las Víctimas del Terrorismo

(1,5 km). Se parte hacia el Puente de Hierro cruzándolo hacia la carretera MU-520 para ascender al Alto del Palomo. Se continúa por carretera dirección Ojós durante un kilómetro y medio entre fincas de cultivos de frutales y cítricos. Recorrida dicha distancia hay un ensanchamiento, a la derecha, en el que la Rambla de la Cañada de Miñano o Barranco del Pantano separa las verjas de entrada de dos propiedades.

02. Rambla de la Cañada de Miñano

(3,2 km). Se recorre el tramo final de esta rambla hasta encontrar un obstáculo en el camino que habrá que salvar bordeándolo por las fincas vecinas. Es una presa realizada en piedra a comienzos del siglo XIX, que cuenta con aliviaderos laterales para dispersar avenidas y que actualmente ha quedado en desuso (A). Se observa un paisaje típico de rambla de montaña excavada entre rocas, con matorral y pinos de envergadura considerable. A lo largo de toda su longitud hay rocas calizas de gran tamaño desprendidas y desplazadas de su emplazamiento original por la acción del agua, así como gran cantidad de sedimentos de granulometría diversa. Es probable que durante el itinerario haya tramos encharcados e incluso pequeños hilos de agua que manan de las rocas o el suelo. En algunos de estos lugares pequeñas comunidades algales confirman que las zonas encharcadas no son tan temporales como el cauce de la rambla. De rocas grisáceas con tonos oscuros o azulados se pasa a paredes de tonalidades marrones o rojizas (B). En todo el trayecto queda patente el importante papel del agua como modelador del paisaje creando una bella morfología. Comienzan a aparecer coloraciones amarillas o blancas en las paredes acarcavadas que asoman de vez en cuando en altura y en las que se aprecia perfectamente el depósito de distintos materiales arrastrados por el agua en estratos que han sobrevivido a la erosión hídrica. A continuación, se encuentra una pequeña explanada que puede encontrarse encharcada, teniendo que salvarla por la ladera de la derecha (C). Hay lugares donde el yeso crea unas láminas de mayor dureza que se pliegan en un material de oscuro, de una forma parecida a una rosa del desierto gigante (D). Poco después, una explanada aterrazada para cultivo por la que pasaba la ya extinta Vereda de Ojós, donde girar a la izquierda.

03. Vereda de Ojós

(0,5 km). Durante medio kilómetro se sigue el antiguo trazado de la cañada de la Vereda de Ojós, uno de los numerosos pasos de ganado que vertebraban todo el territorio. La mayor parte del camino se encuentra erosionado por el agua, con lo que habrá que salvar distintas alturas (E).

04. Camino al castillo

(2,6 km). En la pista forestal hay que girar de nuevo a la izquierda siguiendo las marcas del PR MU-8 o Senda de los Moriscos (F). Tras dos kilómetros y medio se llega a los pies de la Ventanica de Ojós, donde hay que girar a la izquierda en un claro del bosque para tomar el antiguo PR MU-36.

05. Antiguo PR MU-36

(1,2 km). En poco más de un kilómetro se desciende unos 170m. En el tramo final una pequeña explanada ofrece unas bellas vistas del embalse y la huerta circundante y de la Sierra de la Navela, que termina en el Estrecho del Solvente por donde continúa el Río Segura para adentrarse en el municipio de Ojós (G). En esta explanada hay un camino a la derecha y dos al frente, escogemos el que se encuentra más a la izquierda para llegar hasta la carretera MU-520.

06. Carretera MU-520

(2 km). El camino de vuelta se hace por la misma carretera por la que se llega anteriormente a la rambla.

Patrimonio natural de deporte y salud

Ver rutas

X